Las aplicaciones móviles (apps) se han convertido en el canal preferido para brindar servicios y contenido a los usuarios, y de acuerdo con Gartner[1], en el 2017, éstas se descargarán cerca de 268.000 millones de veces y generarán ingresos por más de 77.000 millones de dólares.

Estas proyecciones harían pensar que el desarrollo de apps seguirá siendo un buen negocio con el paso del tiempo, sin embargo, un reciente análisis muestra que menos del 0.01 % de las aplicaciones móviles serán lucrativas para sus creadores[2].

Hay varias razones que explican esto, entre ellas, que al comprar una aplicación, los usuarios acuden cada vez más a los sitios de recomendaciones, los amigos, las redes sociales o la publicidad antes que a la tienda de apps de cada plataforma. Por otro lado, existe una gran cantidad de plataformas gratuitas para crear aplicaciones y millones de desarrolladores haciendo uso de ellas lo que genera una gran competencia. Además de esto, el 91% de las apps disponibles son gratuitas y muchas de ellas de muy buena calidad. Finalmente, el 90% de las aplicaciones pagas generan menos de 1.250 USD por día.

Aunque existe un panorama sombrío para los creadores de aplicaciones móviles destinadas a usuarios finales, no es así para quienes se enfocan aplicaciones empresariales. Según el sitio Developer Economics[3], los desarrolladores que crean apps para empresas ganan casi 4 veces más que los que lo hacen para usuarios finales.

 

CONCLUSIÓN

El competido mercado de las aplicaciones móviles para usuarios finales no será muy rentable dentro de unos años. Los desarrolladores pueden enfocarse en las apps empresariales como una alternativa de generación de ingresos que seguirá siendo rentable.

 

……………………………..
Fuentes de Información
[1] TechCrunch. http://goo.gl/8q02Eo
[2] Gartner. http://www.gartner.com/newsroom/id/2654115
[3] Developer Economics. http://goo.gl/imBD0z