El orígen de Tizen

Hace algunas semanas hablamos de los nuevos sistemas operativos para móviles. Hoy le toca el turno a Tizen cuyo desarrollo ha sido liderado por Samsung e Intel, y es algo así como el Frankenstein de los Sistemas Operativos. Veamos por qué.

El orígen de Tizen se remonta a dos proyectos que posteriormente se fusionaron, Moblin, una plataforma para dispositivos móviles creada por Intel, y Maemo una idea similar pero liderada por Nokia. Estos dos proyectos se unieron en el 2010 con el nombre de MeeGo, cobijado por la fundación Linux y sus secuaces (empresitas como HP, IBM, CISCO, Toyota, Panasonic, …), con la idea de competir con Android de Google. Finalmente Nokia se alió con Microsoft para utilizar Windows Phone en sus smartphones y abandonó MeeGo. Así las cosas, La fundación Linux decidió crear Tizen con base en el trabajado que se había hecho con MeeGo y Bada, otra plataforma de la cual quizás nunca volveremos a hablar (quizás).

Se especula que el primer smartphone con Tizen será presentado oficialmente en febrero durante el Congreso Mundial de Telefonía Móvil en Barcelona. Aunque ya algunos medios sostienen que su lanzamiento se aplazó[1].

Ahora ¿Podría hacerle Tizen algún contrapeso a Android?
Veamos que tiene a su favor:
Está respaldado por grandes empresas de la industria de la tecnología. Además de Samsung e Intel, encontramos nombres como LG, Fujitsu, Panasonic, Huawei, Vodafone, eBay, entre otros.
Samsung, el líder indiscutible en la venta de smparthones a nivel mundial[2], está buscando reducir su dependencia de Google y más ahora que el gigante de las búsquedas adquirió la división de móviles de Motorola.
Emplea a fondo tecnologías modernas de desarrollo basadas en HTML5, esto es algo que sin duda puede atraer a muchos desarrolladores.
Está pensado para ser utilizado en múltiples tipos de dispositivos incluidos smartphones, tablets, Smart TVs, dispositivos de información y entretenimiento en el vehículo (IVI), entre otros.

Pero también tiene varias cosas en contra, entre ellas el tiempo. Ha tardado mucho en ingresar a este competido mercado. Además se enfrenta a Google y Apple, dos empresas que luchan cara a cara por dominar el jugoso negocio de los móviles.

Siendo así las cosas, se espera un año bastante agitado en el mundo de las tecnología móviles. Aunque a diferencia de Frankenstein es difícil que esta nueva criatura termine acabando con sus creadores.

 

……………………………..

Fuentes de información:
– [1] Mashable.com
– [2] Participación en el mercado de los sistemas operativos móviles.